Publicidad:
La Coctelera

Red Latina sin fronteras

redlatinasinfronteras@yahoo.es

3 Enero 2009

México: El CAFÉ ZAPATISTA...

PRODUCTOS DE COMERCIO JUSTO
Un producto de comercio justo de la zona de Chiapas
El CAFÉ ZAPATISTA DE MÉXICO SE REBELA CONTRA LAS INJUSTICIAS DEL MERCADO
LINKS DE INTERÉS
Un producto de comercio justo de la zona de Chiapas
El CAFÉ ZAPATISTA DE MÉXICO SE REBELA CONTRA LAS INJUSTICIAS DEL MERCADO
Ciudad de México, 27/8/2008, (Ecoestrategia).- México es hoy en día la séptima potencia mundial en producción de café. Al mismo tiempo, el 91,7% de los 380.000 productores de café mexicanos tiene una propiedad que no sobrepasa las 5 hectáreas. La mayor cantidad de este grano que produce el país proviene de la sureña Chiapas, la región mexicana más pobre.

En mayor medida, el café es producido por campesinos indígenas cuya economía depende íntegramente de los ingresos que obtienen con él. La crisis de la década de los noventas agudizó todavía más su pobreza y aislamiento social.

Los indígenas chiapanecos, que viven desde hace centenares de años marginados, se han agrupado masivamente entorno al Frente Zapatista (antiguo Ejército Zapatista), liderado por el carismático Subcomanadante Marcos, creando cooperativas para la búsqueda colectiva de formas alternativas de comercio, con el objetivo de escapar de la dependencia con respecto a los intermediarios y las multinacionales.

Actualmente existen tres cooperativas zapatistas en Chiapas (Mut Vitz, Yachil Xojobal Chulchan, y Yochin Tayel Kinal) que funcionan con estructuras absolutamente democráticas e invierten un porcentaje de sus ingresos en iniciativas para beneficio social, como la consolidación de un sistema autónomo de educación y salud. En estas cooperativas participan unos 3.000 campesinos y la cantidad de exportaciones asciende ya a 400 toneladas anuales.

El “café zapatista” circula en Europa y los Estados Unidos gracias a colectivos solidarios con las reivindicaciones zapatistas de democracia, paz y justicia. Estas organizaciones europeas y norteamericanas compran el café sin la mediación de ninguna empresa con ánimo de lucro.

El oscuro panorama del café

Tal como lo viene denunciando la organización Intermón-Oxfam, por lo menos 25 millones de familias productoras de café viven en una situación de pobreza crítica, debido a que el precio al que venden su café es tan bajo que no alcanza ni a cubrir los costes de producción de los pequeños agricultores.

La pregunta entonces es ¿quién se lucra con los beneficios de esta bebida consumida durante varias veces en el día por cientos de millones de personas de los países ricos? La respuesta es, las grandes empresas multinacionales tostadoras de café: Kraft, Nestlé, Sara Lee y Procter & Gamble.

Desde que la Organización Internacional del Café (ICO, por sus siglas en inglés) decidió acabar con el sistema mundial de asignación de cuotas a cada país productor el volumen de café producido creció hasta superar ampliamente la demanda, lo que ha ido creando unos excedentes que ahora se calculan en más de 40 millones de sacos (60 kilos cada saco). Esto ha provocado la caída de los precios.

La situación es grave, teniendo en cuenta que países africanos y centroamericanos, como es el caso de México, habían centrado su producción agrícola en el monocultivo del café para su exportación. Al derrumbarse los precios ha sobrevenido la pobreza e incluso el hambre para las zonas rurales de estas naciones.

¿Cómo funcionan?

Las cooperativas zapatistas de café, que comercializan su producción a través de redes de solidaridad y comercio justo, son la muestra de una economía alternativa en práctica, que se desarrolla a nivel mundial y que se alza como respuesta al modelo neoliberal dominante. Una iniciativa que logra hacer realidad el lema de “otro mundo es posible”.

El café de las cooperativas zapatistas de Chiapas en México, se suma a otras iniciativas similares como el cacao de la cooperativa El Ceibo de Bolivia, el mate del Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil, el té del movimiento Adivasi de la India, o el azúcar de las cooperativas campesinas de Ecuador.

El café que producen las cooperativas zapatistas pertenece a la variedad arábica, de calidad superior a la variedad robusta. Contiene alrededor de la mitad de cafeína y se caracteriza por su mayor riqueza en el sabor y por su suave aroma. Se cultiva habitualmente en terrenos situados a una elevada altitud, con intensa humedad, condiciones consideradas especialmente potenciadoras de su calidad.

Las plantas del café crecen bajo la sombra natural de los árboles, de manera que no alteran el equilibrio ecológico de la región. En su producción, se aplican exclusivamente métodos naturales: los zapatistas rechazan el uso de cualquier medio químico, decisión que se basa en el firme y bien fundamentado respeto a la naturaleza. Dos de las cooperativas poseen el certificado de cultivo biológico mientras que la tercera está en proceso de obtenerlo.

Después de la cosecha, los granos de café sufren una serie de procesos naturales por etapas: en primer lugar, el descascarillado, el lavado y la selección en agua, el secado al sol, para pasar al segundo descascarillado, de tal manera que acaban en los sacos como café “verde” (sin tostar), preparado para ser enviado a los colectivos encargados de su distribución, para su posterior torrefacción.

La comercialización de productos a través de redes alternativas ofrece a los productores mejores precios que los del mercado, a la vez que fortalece su autonomía para que puedan elegir la manera de producir y organizarse, construyendo al mismo tiempo lazos de comunicación con los movimientos del Norte.

Más información.

http://www.ecoestrategia.com/articulos/comercio/comercio.html

servido por red-latina-sin-fronteras sin comentarios compártelo

sin comentarios · Escribe aquí tu comentario

Los comentarios están cerrados


Crea tu blog gratis en La Coctelera